lunes, 21 de octubre de 2013

ACEITUNAS ALIÑADAS


Ingredientes:

7 kg. de aceitunas
3 cabezas de ajos
500 gr. de tiras de pimiento rojo asado
Orégano
Tomillo, si es fresco mejor
Romero
1 litro de vinagre de vino
Sal gorda
3 limones
1 piel de naranja
3 hojas de laurel

Elaboración:

Machamos las aceitunas sobre una tabla de madera. Hay que tener mucho cuidado en no usar ningún utensilio metálico, siendo la madera el más adecuado, tanto para la tabla, como para el mazo con el que las machamos. Vamos poniéndolas en un recipiente de plástico alimentario, o mejor aún, uno de barro. Las cubrimos de agua mineral con un puñado de sal gorda. Si vamos a usar el agua del grifo, lo mejor es recogerla el día antes, y dejarla en un recipiente al aire para que elimine el cloro que reblandecería las aceitunas. Vamos cambiando el agua una vez al día, durante al menos diez días. Pasado este tiempo, probamos una para ver si han dejado de amargar. De ser así, pasamos a aliñarlas.
Aliños hay tantos como casas. Yo voy a poner el que he hecho, que ha salido muy bien. Majamos todos los ajos sobre un poco de sal gorda para que no salten. Los apartamos en un plato.
Una vez hemos eliminado definitivamente el agua, en un recipiente de plástico alimentario o de barro, ponemos una capa de aceitunas. Añadimos sobre esas aceitunas un poco de ajo, tiras de pimientos, orégano, tomillo, y un chorreón generoso de vinagre. Ponemos otra capa de aceitunas y las aliñamos de la misma manera. Procedemos poniendo capas de aceitunas y aliño, hasta que terminemos con todas. Sobre las aceitunas, ponemos los limones partidos en gajos, la piel de naranja y el laurel. Añadimos agua con sal hasta cubrirlas completamente. La medida de la sal depende de si nos gustan más o menos saladas. Mejor quedarse corto, porque tanto de sal como de vinagre, podemos rectificar más adelante. Las dejamos cuatro o cinco días, sin moverlas, ni tocarlas.